Yo estoy aqui, Emanuel Benegas