El escenario de Palau es enorme